Piden cinco años de cárcel para dos futbolistas españoles por grabar y difundir un video sexual

0
4
Antonio Luna y Sergi Enrich
Antonio Luna y Sergi Enrich

Esta semana el juzgado número 1 de Eibar informó la apertura del juicio oral contra los futbolistas Sergi Enrich, del SD Eibar, y Antonio Luna, del Rayo Vallecano, quienes fueron denunciados por grabar y difundir un video sexual sin autorización de la joven que participa dle acto.

EL hecho ocurrió en mayo de 2016 cuando una grabación de 17 segundos se viralizó en las redes. En ella se ve a ambos teniendo sexo con la joven que grita “Para. Eso ya no”, justo antes de que finalice el archivo.

La mujer, cuya identidad se mantiene en secreto, realizó la denuncia de inmediato contra los jugadores que en aquel momento eran compañeros del SD Eibar junto con el tercer acusado, Eddy Silvestre, quien grabó la situación. El Código Penal estima condenas que van de los dos a los cinco años de prisión. Las dos acusaciones –según informó el medio Naiz– consideran que debería aplicarse el máximo al referirse a un asunto de vida sexual de una persona.

Para defenderse, los dos futbolistas esgrimieron en sus descargos que se trató de “un acto íntimo y privado, llevado a cabo entre personas adultas, libremente y con pleno consentimiento de todos” y se despegaron de Silvestre, a quien responsabilizan por la difusión del video.

Cuando el escándalo explotó mediáticamente, los futbolistas pidieron disculpas a través de diferentes comunicados que emitieron por redes sociales. Lo cierto es que este conflicto no les ha truncado la carrera, ya que Enrich sigue defendiendo los colores del Eibar, club de La Liga, y Luna juega ahora para el Rayo Vallecano, de la segunda división de España. Por su parte, Silvestre, quien afronta una pena máxima de tres años, viste los colores del Albacete, también de la segunda categoría.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La confesión de Silvio Berlusconi en un diálogo con hinchas de su club que ha generado una gran polémica en Italia

La historia del inesperado final del Balón de Oro que Diego Maradona ganó en 1986: la mafia italiana lo robó y lo derritió